¿Atendemos a nuestras necesidades reales?

Interesante reflexión extraída del libro que estoy leyendo en la actualidad, uno de los clásicos de Spencer Johnson, “Sí o No, Guía práctica para tomar las mejores decisiones” donde muchas veces nos distraemos con deseos en vez de centrarnos en las necesidades reales que serán los que nos traerán los mejores resultados.

La diferencia fundamental entre los deseos y las necesidades es que los primeros son anhelos, algo que no necesitamos, mientras que las necesidades son exigencias, algo que necesitamos en lo que centrarnos para conseguirlo como sea. Es ahí donde radica el éxito en las decisiones, en centrarnos desde un buen principio en nuestras necesidades y no en nuestros deseos, respondiendo a la pregunta”¿Qué quisiera haber hecho?” Sabremos realmente cuáles son nuestras necesidades de verdad y diferenciarlas de nuestros deseos.

Todavía estamos inmersos en la lectura del práctico libro, pero la verdad es que no nos está defraudando para nada, estoy de acuerdo que en nuestro día a día a menudo nos despistamos con nuestros deseos en vez de centrarnos de una forma efectiva en nuestras necesidades de verdad, una vez conseguidas podremos pensar un poco más allá 😉

Esta entrada fue publicada en libros. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.