¿Cómo rentabilizar mi tiempo?

El tiempo no se puede recuperar, pero si se puede ahorrar y rentabilizar y para que esto sea posible hay que planificar, en la medida de lo posible, nuestro tiempo para poder ser mucho más productivos, a continuación una serie de pequeños consejos que podemos poner en practicar:

No hacer más, sino mejor: hemos de marcarnos unos objetivos y ser conscientes de lo que podemos hacer durante una serie de horas, no es cuestión de hacer más cosas sino de aprovechar bien el tiempo para realizar aquellas tareas realmente importantes.
No dejar nada a la improvisación: cuantas más cosas tengamos planificadas menos improvisaremos con lo que menos tiempo perderemos, siempre saldrán imprevistos, pero si tenemos planificado como poder solucionarlos en poco tiempo eso que tenemos ganado.
Evitar interrupciones: estar disponibles permanentemente en el móvil, en el correo electrónico, … hacen que muchas veces nos interrumpan en medio de una tarea importante, poner horas en las que te pueden localizar o no es básico para poder realizar esas tareas realmente importantes.
Revisión de tareas: tan importante es ponerse unas fechas para finalizar una tarea como para poder revisarlas y ver si se ha de modificar la fecha de entrega, hemos de planificar tiempo para revisar las tareas en marcha para poder modificar semana a semana lo que hemos de acabar.

Aplicando estos 4 puntos veremos cómo seremos mucho más rentables con nuestro tiempo, pero no sólo para temas laborales sino que también los podemos aplicar en nuestra vida personal mejorando así nuestra rentabilidad, no sólo económica sino también emocional 😉

Esta entrada fue publicada en gestión tiempo, planificación. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.