¿Por qué no hay que tener miedo a fallar?

Es imposible que mientras estamos disputando una competición deportiva nos salga todo como nosotros teníamos planificado, sea todo perfecto o ganemos todos los partidos (si es un deporte de equipo), siempre cometeremos algún error, no estaremos concentrados al 100% o simplemente nuestros rivales han sido superiores para poder ganarnos.

Somos personas y como tales cometemos y cometeremos siempre errores, no somos máquinas y por lo tanto no  somos perfectos, pero a la hora de la verdad, cuando estamos inmersos dentro de una competición deportiva nos cuesta aceptar nuestros errores o el de nuestros compañeros y en algunos casos tenemos tanto miedo a cometer esos errores, ya sea por la presión u otros aspectos externos a ti, que nos producen un bloqueo y no nos dejan competir al 100% de nuestras capacidades.

Para que esto no suceda o para que, al menos, seamos conscientes de que el fallar es algo que forma parte también de la competición deportiva, y que además nos pueden ayudar a mejorar en nuestro rendimiento tendríamos que tener en cuenta diferentes aspectos como por ejemplo:

– Darnos cuenta de esos errores y aceptarlos: es el primer paso que tenemos de dar para poder superar ese miedo, hemos de ser conscientes de que es lo que hacemos mal para poder mejorar en un futuro y si es necesaria la ayuda de una persona que nos lo haga ver sería perfecto, a lo mejor nosotros pensamos que estamos actuando perfectamente bien y en realidad no es así, en ese momento la opinión objetiva desde fuera se ha de valorar positivamente.

– Hay que ver los errores como algo positivo: son pruebas que nos hacen mejorar más, nos hacen dar cuenta de que hemos de mejorar ciertos aspectos en los que fallamos para mejorar todavía mucho más, hay que verlos como una oportunidad para aprender y mejorar y no como un castigo o algo que nos hace peores al resto de nuestros competidores.

– No somos perfectos: todos somos personas y cómo tales y, aunque a alguno le cueste creerlo ;), no somos perfectos, cometer errores es lo más natural que existe, sino seríamos máquinas o robots y hasta la fecha no se conoce a la persona perfecta. Algo tan lógico como esto a muchos, mientras se está en plena competición, es difícil de aceptar.

– Hay que levantarse: lo importante no es como nos caemos o como cometemos un error, sino como nos levantamos de nuestras caídas y que aprendizajes nos llevamos de nuestros errores para que en el futuro no volvamos a cometerlos, nos tenemos que centrar en este aspecto para mejorar en vez de recordar siempre el error.

Si tenemos en cuenta estos puntos (seguramente se podrían añadir algunos más) pero creo que estos son fundamentales para poder aprender de los errores que, como personas que somos cometeremos mientras estemos compitiendo, y así nos hará crecer y mejorar nuestras capacidades competitivas o las de nuestros compañeros haciendo así todavía más fuerte a nuestro equipo, ¿no creéis? desde isportscoaching trabajamos para mejorar la preparación mental de los deportistas

Esta entrada fue publicada en coaching, isportscoaching.com. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.