¿Por qué un buen vendedor ha de escuchar más que hablar?


Todos nosotros nos movemos dentro de tres canales (en el post anterior lo vimos por encima con los movimientos de la mirada), hay veces que podemos cambiar pero siempre utilizaremos uno mayoritariamente, los tres canales son el Visual, Auditivo y Cinestésico, son filtros a través de los cuales interpretamos la información que recibimos, es muy importante, ya sea en el terreno profesional o personal hablar dentro del mismo canal que nuestro interlocutor.

Lo que hacen los buenos vendedores es escuchar activamente, saber cuál es tu canal preferido y a partir de ahí acoplarse a él para poder tener un rapport mucho mejor con su cliente, sabiendo esto tendrá una parte -importante- de la venta ya realizada es por eso que conviene diferenciar a un buen vendedor de un “vendedor de motos” como se dice coloquialmente, también se dice que tenemos dos orejas y una boca, será por alguna cosa 😉

Esto nos puede servir también a la hora de presentar nuestros servicios ante un posible cliente, mostrarle imágenes, darle ejemplos, … y según cuál sea su canal será un punto más a nuestro favor que tendremos ganado en nuestra venta, es una “arma” más a nuestro favor, por eso es importante escuchar activamente 😉

Esta entrada fue publicada en comunicación, PNL, vender. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.