¿Qué hacer para caer bien a un cliente?


La primera impresión es lo que vale (eso dicen ;)), pero también la primera reunión que tenemos con un cliente, nuestra primera conversación, nuestro primer contacto, también pueden ser determinantes a la hora de conseguir un nuevo cliente, aquí os muestro 4 pequeños trucos que nos pueden ayudar a caer mejor a nuestro cliente:

Siempre por el nombre: llamar siempre por su nombre a nuestro interlocutor, si eres malo en eso de recordar los nombres puedes hacer asociaciones de caras-nombres, etc.. pero hay que dirigirnos siempre a él por su nombre, a todos nos gusta que se acuerden del nuestro, eso sí, en su justa medida.
Bailar con el otro: hemos de adecuar nuestros gestos, nuestro tono, volumen de voz al de nuestro interlocutor, esto no quiere decir que hemos de copiar constantemente sus gestos pero sí que hemos de conectar con él para mejorar nuestra comunicación y una mejor predisposición por parte de nuestro futuro posible cliente.
Realizar preguntas: no estamos acostumbrados a escuchar, estamos esperando a que el otro acabe de hablar para decir la nuestra, hemos de escuchar activamente y realizar las preguntas adecuadas en todo momento, el hecho de realizar preguntas nos aportará mucha y valiosa información sobre sus necesidades.
Una sonrisa por favor: siempre hay que ser positivo, nunca hablar en negativo y siempre con una sonrisa en la boca, generaremos tranquilidad y confianza a nuestro interlocutor

Estos son algunos trucos que nos ayudarán a caer mejor a nuestro interlocutor, luego evidentemente dependerá de muchos otros factores que se cierre o no con éxito el encuentro pero si aplicamos estos trucos tendremos algo de terreno ya ganado ;).

Esta entrada fue publicada en primera impresión. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.