¿Revisamos nuestras tareas diariamente?

Hemos escrito algún post sobre cómo ser más eficientes en nuestro día a día o como gestionar mejor nuestro tiempo para que no surja la eterna excusa de que “no tengo tiempo”, eso está bien y es básico para gestionarnos eficazmente pero otro de los elementos básicos es la revisión de las tareas que tenemos planificadas y para eso tendríamos que:

– Revisión antes de empezar: pequeña revisión antes de comenzar la jornada de las tareas más importantes que realizaremos durante las próximas horas para tener claro en aquello que nos hemos de centrar de verdad.

– Revisión al finalizar la jornada: es igual de importante que la anterior ya que de esta manera analizaremos si realmente hemos podido hacer aquello que teníamos programado, además nos permitirá modificar, si es necesario, las próximas tareas.

– Revisión semanal: es la más importante en ella, haremos una planificación semanal de los objetivos y tareas que hemos de tener finalizados antes de acabar la semana, veremos también cuales son las realmente importantes y en las que nos tendremos que focalizar de verdad.

– Seguimiento: todas las revisiones anteriores son importantes pero hemos de ser constantes y disciplinados para realizarlas día a día, no sólo al principio y posteriormente, engullidos en la rutina diaria, no lo hagamos, este será el primer paso para dejar de ser eficientes en nuestro trabajo.

Si aplicamos estas pequeñas revisiones estoy seguro que aumentaremos mucho más nuestra eficacia en nuestro día a día con los beneficios que nos aportará, sobretodo en forma de tiempo que podremos emplear en aquello que nos motiva y nos gusta de verdad, creo que vale la pena, ¿no? 😉

Esta entrada fue publicada en objetivos. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.