¿Seduce nuestra empresa?

Estoy seguro que si nos preguntasen ahora mismo empresas que nos seducen, todos tendríamos en la cabeza empresas como Nike, Apple, Google, Starbucks, son algunos ejemplos de empresas que seducen a sus clientes, para que nuestro proyecto también pueda seducir tendría que tener:

Imagen atractiva: que nos entre por los ojos, pero no solamente a través de las tarjetas y la imagen de marca, sino también por sus oficinas, instalaciones, profesionales que trabajan en ellas, nos tienen que transmitir profesionalidad pero sobre todo la personalidad o identidad de nuestro proyecto.
Valores propios: sus valores son los que determinan como es nuestra empresa realmente, valores tan importantes como la humildad, la jovialidad, pasión, confianza los hemos de interiorizar como propios y aplicar en todo momento.
Estilo de dirección participativo: la dirección de la empresa no recae en una persona o un grupo reducido de directivos, sino que su abanico es mucho más amplio, lo que da cabida a más participación en la toma de decisiones de la empresa. El estilo autoritario no es compatible con una empresa sensual.
Seductora: con nuestros clientes, seguidores y trabajadores a través de políticas de comunicación efectivas y atractivas, siendo generosos con nuestros clientes y trabajadores, aportando valor allí donde ellos no llegan, en definitiva, tratarles como te gustaría que lo hiciesen contigo.

Estos son algunas características que tendríamos que desarrollar para poder seducir, enamorar, apasionar, atrapar, a nuestros clientes y hacer de nuestra empresa un ejemplo de empresa seductora, eso sí, lo hemos de interiorizar como un activo más de nuestro servicio y realizarlo permanentemente.

Esta entrada fue publicada en empresas 2.0, seducción. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.