¿Tenemos un poder judicial independiente del político?

La respuesta a esta pregunta es evidente y sencilla, está claro que no lo es aunque, por ley, lo tiene que ser, todos estamos cansados de escuchar que la justicia es totalmente independiente de la política y por diferentes motivos vemos que no es así.

El ejemplo más claro es la sentencia de la constitucionalidad o no del Estatut, una sentencia que lleva más de 3 años debatiéndose y a la que no se ha llegado todavía a una decisión, lo peor de todo es que hay miembros que ya no tenían que estar y alguna vacante que falta por ocupar, por lo que es un Tribunal que no está en toda su representatividad y esto pasa porque los dos principales partidos políticos no se ponen de acuerdo en designar a sus miembros pero… ¿no habíamos dicho que eran dos poderes independientes?

Casos como este y otros muchos contribuyen a que nos cansemos cada vez más de nuestros políticos y, porque no decirlo, también del sistema en el que nos encontramos, ¿por qué una ley de la importancia del Estatut que lleva más de 3 años de aplicación sin ningún problema para nadie se tiene que debatir por un tribunal (no legitimado por falta de miembros y por otros que ya no tenían que estar) cuando ha sido aprobado por un parlamento autonómico y también en referéndum por todo un pueblo?

Esta entrada fue publicada en justicia, política. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.