2 días de -parcial- desconexión en la nieve


Hoy y mañana estaré pasando en compañía de un amigo un par de días disfrutando del esquí en Andorra. Serán jornadas de semi-desconexión ya que por la mañana se disfrutará de las pistas de esquí (esperemos que con buen tiempo) pero por la tarde habrá un pequeño espacio para trabajar, ya se sabe, es difícil desconectarte del todo, es lo que tiene de malo ir a esquiar entre semana, eso sí también habrá hueco para las típicas compras por Andorra.

Cada año seguimos este “ritual” y la verdad es que se agradece, menos gente en las pistas, menos gente por las calles, más tranquilidad para todo y además sin perder días de trabajo y teniendo, en la medida de lo posible, atendidos a los clientes. Son por eso solamente dos días que se tienen que aprovechar por estas fechas, ya se sabe que de la nieve se puede disfrutar sólo durante unos meses pero bueno más vale esto que nada.

El hecho de que, por una parte, se puedan pedir días de vacaciones fuera de los típicos períodos vacacionales y por otro, se pueda compaginar el trabajo con el ocio, es una ventaja a la hora de poder realizar estas salidas que siempre se agradecen, luego vuelves a la rutina semanal con las pilas un poco más cargadas 😉

Esta entrada fue publicada en Andorra, desconexión, esqui. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.