Astrid Fina se retira: «El snowboard me cambió la vida, pero el alto rendimiento se me hacía cada vez más duro»

Tras ocho temporadas, Astrid Fina dice adiós al snowboard de alto rendimiento pero no al deporte que le cambió la vida y que seguirá formando parte de ella para siempre. La rider catalana, que entró en la historia al convertirse en la primera española en lograr una medalla paralímpica en snowboard en Pyeongchang 2018, reconoce que desde hace un año cada vez se le hacía más difícil, sobre todo a nivel mental, todos los sacrificios que implica ser deportista de alto rendimiento.

«El snowboard me cambió la vida a mejor. Sobre todo, me ayudó a superar la amputación, pero ya no me veo en el alto rendimiento. No quiero desvincularme de este deporte, pero sí del alto rendimiento que supone vivir para él, lejos de todo el mundo, muchas horas de entrenamiento diarios, lesiones… y mi coco ya no estaba al cien por cien. Cada vez se me hacía más un mundo ir a entrenar«, reconoce a MARCA al otro lado del teléfono. Está en Barcelona, donde ha ido a ver a su madre y con la que espera pasar ahora unos días de vacaciones.

Enlace al artículo completo en Marca.

Esta entrada fue publicada en FCEDF, JJPP. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.