Baskonia-Alavés prevé crecer un 17% y alcanzar 127 millones en ingresos con un nuevo ‘hub’ deportivo

El Bakh ha sido durante años la ciudad deportiva del Baskonia y, desde hace unos meses, se ha convertido en una de las mayores apuestas patrimoniales del Deportivo Alavés. Ahora, el grupo que integra a ambos clubes y que comanda la familia Kerejeta quiere ir un paso más allá y convertir esa zona de Vitoria en un gran hub deportivo, tanto de práctica como de formación. A medio plazo, estas acciones deberían permitirle crecer un 17% y alcanzar una facturación de 127 millones de euros, según explican fuentes de la organización a Palco23.

El mayor crecimiento pronosticado por el grupo es para el Alavés, el club de LaLiga al que los Kerejeta rescataron en 2011 cuando estaba al borde de la quiebra y hoy es el principal motor. La proyección de la dirección es que los ingresos del equipo de fútbol pasen de 79 millones a 92 millones de euros, mientras que el baloncesto pasaría de 19 millones a 20 millones y el resto de los negocios generarían cuatro millones más, hasta 15 millones de euros.

La organización hace tiempo que trabaja en un proyecto que va mucho más allá del deporte de alta competición, y es una idea sobre la que pivota el próximo gran proyecto al margen de la remodelación de Mendizorroza. Se trata del Bakh, un macrocomplejo deportivo familiar alrededor del cual se construirá una Universidad del Deporte y un centro de tecnificación de fútbol en categorías inferiores. “Formaremos a los menores de la zona; no buscamos detectar sólo el talento para el área profesional”, sostienen sobre este modelo más próximo a las escuelas formativas que al fútbol base.

Enlace al artículo completo en Palco23.

Esta entrada fue publicada en baloncesto, tecnología. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.