Cámaras robóticas, estadios vacíos y nueva economía

El final de la pandemia será el comienzo de una nueva era del deporte profesional. Nada será como antes: porque si el deporte no acusa el impacto de esta cancelación masiva, no habrá aprendido nada de esta lección no deseada. Revisamos algunas ideas que podrían ofrecer un panorama del escenario al final del coronavirus. Cuando sea que eso suceda.

Eventos sin espectadores. El virtual regreso de las competiciones deportivas será posible en una primera etapa sin presencia de público. Aún los estadios y las arenas más modernas no pueden evitar la reunión de las multitudes en espacios pequeños, zonas de tránsito, puestos gastronómicos y estacionamientos. En un futuro relativamente cercano, y seguramente por un tiempo, las actividades deportivas profesionales serán sin público.

Equipos aislados. Los test de salud para los atletas de elite serán claves para la vuelta a la acción. Con planteles aislados y alejada cualquier posibilidad de contagio, los equipos podrían retornar a la competición para empezar a mover nuevamente la rueda del deporte profesional. El aislamiento de equipos concentrados en campamentos y con pocos traslados son las variantes que piensan la NBA, la Premier League y la Bundesliga para regresar a sus competiciones. El otro asunto, nada menor, es si los diferentes países admiten un contexto en el que la vuelta del deporte profesional sea una decisión sensata en medio de un panorama de contagios y fallecimientos. Un dilema ético.

Enlace al artículo completo en Analítica Sports.

Esta entrada fue publicada en coronavirus, Deporte y economía, eventos. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.