Cara y cruz en la Super Bowl: peor audiencia en TV desde 2007 y récord en plataformas digitales

La Super Bowl vuelve a evidenciar el cambio en las tendencias de consumo de los aficionados. El partido por el título de la NFL registró la peor cifra de audiencia desde 2007, con 96,4 millones de espectadores totales. Las visualizaciones en las plataformas digitales, sin embargo, registraron 5,7 millones de espectadores por minuto, el mejor dato de la historia.

La previsión era que la audiencia pudiera rebasar la barrera de los 100 millones de espectadores por primera vez desde 2018 tras acariciar esa meta el año pasado. El duelo de quarterbacks entre Tom Brady y Patrick Mahomes, sin embargo, no fue suficiente para devolver a la televisión convencional las cuotas de mediados de la década de 2010, pero sí para demostrar la tendencia al alza de las plataformas de streaming, que han aumentado el número de espectadores en un 65% interanual.

Todo ello a pesar de los constantes fallos técnicos con los que tuvo que lidiar CBS en su nueva plataforma, Paramount+. El número de suscriptores digitales de CBS apenas supera los 18 millones, mientras que otras como Peacock, propiedad de NBC Universal, superó los 33 millones en 2020. Espn+ ya está por encima de los 10,3 millones y ha puesto el foco en el desarrollo de su OTT y ABC, también propiedad de Disney, está por encima de 120 millones.

Esta entrada fue publicada en SuperBowl. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario