Características de un buen directivo

Todos hemos deseado tener un buen jefe, una persona que además de llevar el timón de la empresa sea el líder de la misma y un espejo en el que mirarnos, es muy difícil encontrar a ese buen directivo pero la verdad es que, aunque menos de lo deseado, existen y reúnen algunas de las siguientes características:

– Autocontrol: los buenos directivos no pierden el control ni los nervios en situaciones difíciles o complicadas de gestionar en su día, a pesar de tener cierto miedo ante las dificultades siempre mantienen la serenidad.

– Empatía: son personas cercanas y que se interesan por las necesidades de las personas que tienen a su alrededor, por lo tanto no se caracterizan por su ambición excesiva que puede incidir de forma negativa en su entorno.

– Responsabilidad: no reaccionan defensivamente ante los errores o las críticas o intentando descargar su responsabilidad en terceras personas, sino todo lo contrario se hacen responsables desde el primer momento de sus acciones o decisiones.

– Cooperativos: son personas que trabajan para y por su equipo, dando ejemplo a los demás y delegando y colaborando tareas con sus subordinados, un buen directivo siempre se rodea de gente más inteligente que él.

Muchas veces se asocia la imagen de directivo con una persona autoritaria, sin don de gentes, … pero la verdad es que también existe el perfil contrapuesto y cada vez ha de dominar más porque sólo serán estas personas las que conseguirán buenos resultados para sus empresas.

Esta entrada fue publicada en directivos. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.