Consejos para evitar el estrés en el trabajo


Uno de los principales problemas con los que se encuentran las empresas actuales es la baja productividad que existe en España, uno de los factores que puede incidir en esa baja productividad es el estrés laboral (segunda causa de enfermedad laboral por detrás de la gripe) aquí damos algunos ejemplos para evitar, en la medida de lo posible, el estrés:

Horarios de trabajo adecuados: tener unos horarios que puedan compatibilizar la vida laboral con la personal sería lo ideal, al igual que una cierta flexibilidad tanto a la entrada como a la salida es conveniente.
Cargas de trabajo adecuadas: realizar un trabajo acorde con la formación y estar seguro de contar con los recursos (materiales y de tiempo) que requieren para realizar esas actividades, de la misma manera esas actividades han de tener sentido y estimular los conocimientos adquiridos.
Ambiente laboral adecuado: uno de los factores más importantes a la hora de sufrir estrés, es básico trabajar dentro de un buen ambiente laboral con los superiores y los compañeros.
Comunicación efectiva: evitar ambigüedades de todo tipo, ya sean importantes o sobre temas menores, pero una comunicación efectiva es el primer paso hacia un ambiente laboral bueno, tratar todos los temas con naturalidad y realidad evitará muchos problemas en el futuro.

Si podemos conseguir lo explicado en los puntos anteriores tendremos gran parte del camino para aumentar la productividad de nuestra empresa recorrido, pueda que no sea tan fácil pero lo importante es ponerlos en marcha para ver si realmente pueden funcionar o no, creo que merece la pena arriesgarse… 😉

Esta entrada fue publicada en estrés. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.