De fútbol gratis a aplausos enlatados: los planes del deporte para la difícil desescalada

Las semanas de infarto en la industria deportiva ante el alud de cancelaciones, suspensiones, aplazamientos y cálculos de ingentes pérdidas económicas van dando a paso a las buenas noticias.

O, al menos, a las nuevas noticias de la nueva normalidad. Ligas, clubs, competiciones, eventos, instalaciones… Todo el ecosistema, tanto profesional como aficionado, se está reinventado y buscando soluciones -que no siempre encuentran consenso- para adaptarse a una realidad que distará mucho de lo conocido antes de la pandemia.

LaLiga española, por su parte, trabaja con los clubs para reanudar la competición, en un camino que se inició el miércoles con las pruebas médicas previas a la vuelta de los entrenamientos y que no terminará hasta que se abran los estadios al público. Hasta que eso suceda -la patronal estima que será, como pronto, en 2021- , se estudian fórmulas para hacer más atractivo el producto audiovisual, lo que podría pasar también por incluir en las emisiones ruido de ambiente. Además, el CSD -dependiente del Gobierno- ha planteado la opción de emitir partidos en abierto al estilo de la Premier, si bien Telefónica -dueño de los derechos- asegura no tener «ninguna comunicación de ninguna entidad al respecto». «Si LaLiga quiere tomar alguna decisión nos atendríamos a lo que esta contemplado en nuestro contrato de cuando adquirimos esos derechos», aseguró ayer Ángel Vila, consejero delegado de Telefónica.El pago de estos derechos por el fútbol está avanzado en buena parte al comienzo de la temporada,según explicó el directivo, que entiende que si no se disputan algunos partidos, habrá cantidades que tendrán que devolverse por La liga o bien que Telefónica los deje de pagar.

Enlace al artículo completo en Expansión.

Esta entrada fue publicada en coronavirus, futbol. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.