Decathlon ultima su desembarco en… Andorra

Parece que al final, Decathlon sí podrá abrir en Andorra, uno de los últimos reductos europeos que, por la estricta legislación (y por las presiones de muchas empresas) se le resistían al gigante galo. Ahora no solo entra en el Principado sino que, además, lo hace en una ubicación emblemática.

Hasta ahora, la cadena gala siempre se había encontrado con escollos en sus intentos de aterrizar en el país de los pirineos. Cada año había rumores sobre una posible apertura, pero al final, nada. Ni siquiera cuando esos rumores los confirmó la propia compañía gala en 2011, cuando se hablaba de una posible apertura en la Antiga Borda del Roi de Santa Coloma.

¿Por qué se le ha resistido tanto Andorra? Primero porque hasta que en junio de 2012 se aprobó la nueva Ley de Inversión Extranjera, para poder instalarse en territorio andorrano era obligatorio asociarse con un residente (o alguien que llevase viviendo 20 años en el país -10 años para franceses y españoles- y, además, ese socio andorrano tenía que tener, como mínimo, el 51% de las acciones. Y Decathlon, pese a algunos intentos, no encontró a nadie que le encajase. Pero es que, a partir de esa fecha, cuando la ley cambió y fue más flexible, y pese a los constantes rumores, tampoco concretó ninguna de sus intenciones. Las presiones de muchos operadores andorranos, capitaneados por el todopoderoso Viladomat, surgieron efecto y la cadena gala fue retrasando año tras año su posible entrada en el Principado.

Enlace al artículo completo en Tradesport.

Esta entrada fue publicada en Andorra, Deporte y economía. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.