El atletismo español prevé una caída del 38,5% de sus ingresos en 2020

El atletismo español se prepara para cerrar uno de los años más complejos de su historia. La disciplina afronta una reducción de hasta el 46% de sus ingresos debido a la crisis del Covid-19, lo que implicaría unas pérdidas de hasta 4,5 millones de euros. El mayor golpe se lo llevarían las organizadoras de eventos, cuyo negocio caerá un 80%, y las carreras y los clubes, que perderán un 41% de sus ingresos.

Las federaciones autonómicas, por su parte, contraerán su cifra de negocio un 40%, mientras que la Real Federación Española de Atletismo (Rfea) logrará minimizar el impacto y sólo cederá un 28% de sus ingresos, que para 2020 estaban cifrados en 8,5 millones de euros. El mayor golpe procederá de la pérdida de derechos audiovisuales y los cánones por competiciones, que caerá un 60% en cada caso, y por los derechos de arbitraje (-71%).

El atletismo también acusará la renegociación o pérdida de contratos de patrocinio, cuya aportación caerá un 48% este año, así como la imposibilidad de jugar con público, ya que la venta de entradas se contraerá un 61%. Los cursos de formación y venta de merchandising dejará de ingresar un 58% de lo previsto, y las subvenciones también caerán un 29%.

Enlace al artículo completo en Palco23.

Esta entrada fue publicada en atletismo. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.