El deporte no profesional, contra las cuerdas: la normativa Covid del CSD compromete su viabilidad

La vuelta a la competición de las ligas no profesionales se complica. El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha elaborado un borrador de protocolo para el regreso en el que obliga a estos deportes a realizar test PCR 72 horas de cada encuentro. El coste total de todas las pruebas se estima en alrededor de 80 millones de euros para una temporada o más de 100.000 euros al año para cada conjunto. Los clubes han alzado la voz: este desembolso compromete la viabilidad económica de entidades con presupuestos ajustados.

Bajo el título de Protocolo armonizado de actuación para la vuelta de competiciones oficiales de ámbito estatal no profesional de categoría absoluta, el CSD dice en el documento, al cual ha tenido acceso Palco23, que “parte de la base de que es imposible garantizar un entorno completamente libre de riesgos” y recuerda que “la práctica deportiva federada es una actividad voluntaria para cada uno de sus participantes”, por lo que el protocolo se enmarca bajo el principio de “autorresponsabilidad”.

Si bien es cierto que dicho documento aporta recomendaciones básicas para evitar contagios (distancia social, lavado de manos, uso de mascarilla, establecer grupos estables de convivencia…), en el punto 7 se establece que, para las primeras divisiones de deportes no profesionales, “será de obligado cumplimiento la realización de una prueba PCR, con 72 horas de antelación”.

Enlace al artículo completo en Palco23.

Esta entrada fue publicada en coronavirus, deporte. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.