El deporte resiste mejor la Covid que la crisis financiera: 41 empresas entraron en concurso en 2020

Uno de los mayores temores del Gobierno español ante la crisis económica provocada por la pandemia es la desaparición del tejido empresarial y la pérdida de empleo, y, a pesar de la prórroga de mecanismos como los expedientes de regulación temporal de empleo (Erte), las empresas que se han declarado en concurso de acreedores se cifran en miles en 2020. Según los datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística (INE) a los que ha accedido 2Playbookun total de 41 organizaciones deportivas entraron solicitaron la antigua suspensión de pagos en el último año.

El cuarto trimestre fue el peor, con 18 empresas en situación de insolvencia, por las 9 del primer trimestre, las seis del segundo y las ocho del tercer trimestre. Se trata de empresas enmarcadas en el grupo de actividades deportivas según la clasificación nacional de actividades económicas (Cnae). Este grupo comprende las sociedades cuya actividad principal es la gestión de instalaciones deportivas, las actividades de los clubes deportivos, de gimnasios y otras actividades relacionadas con la práctica de ejercicio físico. A cierre de 2020, el sector deportivo contaba con 32.273 empresas, cifra récord desde que el INE tiene registros.

Las 41 empresas que entraron en concurso de acreedores durante el último ejercicio representan un 10,8% más que el año anterior, cuando 37 sociedades estuvieron en esta situación. Con todo, desde el área de estadística de Procedimiento Concursal aclaran que “es de esperar que el dato definitivo de 2020 sea superior”. Además, y salvo ampliación del plazo, la moratoria concursal finalizará el 14 de marzo de 2021, y a partir de entonces el número de empresas insolventes podría aumentar.

Enlace al artículo completo en 2Playbook.

Esta entrada fue publicada en coronavirus, Deporte y economía. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.