El deporte se prepara para dar el salto con su quinta ‘revolución industrial’

Primero fueron los estadios, después llegó la radio, más tarde lo hizo la televisión y por último fue Internet. Ahora, la industria del deporte parece encarar lo que vendría a ser su particular quinta revolución industrial, en la que la explotación de los datos y la relación con los aficionados está destinada a dar un nuevo impulso. Existen muchas dudas e interrogantes por resolver, como también las hubo en el pasado. “Con la radio, las propiedades deportivas pensaron que el negocio iba a morir y nadie iría a los estadios”, recuerda Steve Gera, consultor de Gains Group y antiguo responsable de innovación de la NFL.

Su opinión es que la próxima revolución pasará por potenciar la relación entre el atleta y los aficionados, una nueva fase en la que seguirán teniendo un papel muy importante los datos que generan durante el entrenamiento o los partidos. Ahora bien, ello también abre nuevos debates, como quién debe ser el dueño de estos derechos, tal y como se constató en el congreso Sport IP Forum, organizado la semana pasada por Feria de Valencia y el Global Sports Innovation Center (Gsic).

Una de las conclusiones del evento fue la necesidad de interpretar el negocio del deporte como una mera cuestión de publicidad y audiencias televisivas. “El deporte es una de las industrias más jóvenes del mundo”, añadió Gera durante su intervención, partidario de entender el negocio de las propiedades deportivas como una plataforma de la cual pueden ir surgiendo nuevos servicios.

Enlace al artículo completo en Palco 23.

Esta entrada fue publicada en deporte, Palco 23, redes sociales. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.