El deporte, una excusa para hablar del regreso a la normalidad

Que el deporte es más que deporte es un lema tan facilón como real. No hace falta retrotraerse a los romanos y a su Pan y Circo para reflexionar al respecto, basta con que llegue a nuestras vidas un virus mortal y contagioso para que se constate la importancia e influencia de esta industria en la sociedad. De repente, muchos españoles se dieron cuenta de su relación inherente con el deporte, escenificada en tantos aspectos y ocasiones que resulta imposible de explicar en un único relato. El parón del deporte en el confinamiento, el momento de mayor demanda de contenidos de entretenimiento, chocó a la sociedad, de modo que la reanudación de LaLiga fue vista por muchos como el regreso a la normalidad, sin público en las gradas, pero dispuesta delante del televisor.

El propio Gobierno, a través de la presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), Irene Lozano, situó al deporte “en primera línea del proceso de retorno a la nueva normalidad”. La vuelta a los entrenamientos de los deportistas profesionales fue, si recuerdan, una de las primeras medidas de alivio del confinamiento. La dirigente, además, remarcó el papel clave del fútbol como “una de nuestras locomotoras”, pero también como ejemplo ante la sociedad.

“Los profesionales del deporte han hecho gala de una gran capacidad de sacrificio y de enorme solidaridad, contribuyendo al sostenimiento del sector en estas circunstancias críticas, y mandando mensajes importantes, de moral y resiliencia, al conjunto de la ciudadanía”, recogió el CSD al justificar la relevancia del deporte en protocolo básico de actuación para la vuelta de los entrenamientos y el reinicio de las competiciones.

Enlace al artículo completo en 2Playbook.

Esta entrada fue publicada en coronavirus, deporte. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario