El ecommerce goza de buena salud durante 2017

La compra online se ha convertido en un hábito asentado en Europa. El porcentaje de compradores a través de la red continúa creciendo e incluso ha llegado a superar en algunos países la barrera del 50% de las compras. ¿Qué ha provocado este comportamiento? Fundamentalmente el incremento de la oferta y de las categorías de esta; también una mayor confianza por parte del consumidor que le lleva a fidelizarse y unos plazos de entrega y un proceso del mismo casi perfecto. Precisamente esto último, todavía es uno de los puntos a explotar mejor.

Es muy importante que a través de la venta online se potencie la entrega pues en el retail físico la experiencia del comprador se está llevando un paso más allá. Por ello, es fundamental no defraudar al consumidor: la compra debe salir bien a la primera. En la línea, estos también valoran muy positivamente el poder elegir lugares de entrega y flexibilidad en las horas de recogida, si no es el caso de que llegue directamente a su dirección de casa o trabajo. Todo ello recogido en el barómetro e-shopper del Grupo DPD.

Los teléfonos inteligentes se han convertido particularmente en una herramienta básica para comprar online, especialmente entre los compradores compulsivos y las generaciones más jóvenes. Por ello, tener una web preparada para el uso de estos dispositivos, o en defecto una app, es una llave para triunfar en el negocio del ecommerce.

Esta entrada fue publicada en comercio electrónico. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.