El entrenamiento mental para una carrera

Nos encontramos en plena temporada de carreras populares, cada fin de semana se disputan carreras de 10km organizadas por los Ayuntamientos o empresas deportivas pero también va aumentando el auge por carreras como las medias maratón, los triatlones o las maratones.

Una preparación física apropiada con sus pertinentes horas de entrenamiento no es condición indispensable para poder acabar cualquiera de las disciplinas anteriores, o incluso tener aspiraciones a realizar un buen crono en distancias más cortas, y es que igual de importante que la preparación física lo es la nutrición y, sobretodo, la preparación mental para poder acometer ese reto que nos imponemos a nosotros mismos a la hora de correr, sea la distancia que sea y algunos consejos serían:

– Concentración constante en los parciales: hemos de dosificar nuestro esfuerzo a lo largo de toda la carrera, ser conscientes de los parciales que vamos haciendo para poder regular la intensidad de los mismos, comenzando siempre más suaves y progresivamente ir aumentando nuestro ritmo, en este aspecto la concentración en los parciales será vital para que no paguemos en los kilómetros finales un posible exceso de confianza al principio de la carrera, serenidad y mente fría serían dos conceptos que hemos de gestionar adecuadamente en nuestra mente.

– Paso a paso: nos hemos de imponer pequeños objetivos, no podemos salir con el objetivo de llegar a la meta directamente sin pensar en nada más, sino que nos tendremos que poner objetivos intermedios que nos llevarán a finalizar la carrera y conseguir el objetivo de llegar al final, primero un buen paso por los 5kms, 10kms, ½ maratón, y así sucesivamente, según la duración de la misma pero teniendo esos pasos parciales como unos objetivos en nuestra mente y que nos ayudarán a conseguir ese objetivo final.

– Controlar la ansiedad: durante toda la preparación previa hemos de controlar y evitar esa ansiedad ante el dia de la carrera, hemos de entrenar adecuadamente, al igual que los descansos durante la preparación y considerar la ansiedad como una interferencia a la hora de correr. Es normal que tengamos nervios los dias anteriores y a cada uno se les reproducirá de forma diferente (palpitaciones, no poder dormir, nerviosismo, …) pero ante esto hemos de evitar esos pensamientos distorsionados porque no nos benefician para nada, además también nos irá muy bien técnicas de relajación para evitar esa ansiedad.

– Actitud positiva siempre: habrá momentos duros, difíciles, en los que veamos que no podemos avanzar, que nos hemos quedado sin fuerzas, pero será en esos momentos en los que más que nunca sacaremos nuestra actitud positiva para poder superarlos y llegar a la meta, generalmente esos momentos pasan en la parte final de la prueba, pero hemos de tener esa buena actitud para que, sí ya que hemos llegado hasta ahí seguir adelante y conseguir acabar nuestra carrera, nuestro límite no está en la línea de final de meta sino que lo está en nuestra mente.

Estos son algunos consejos a tener en cuenta a nivel mental, eso sí, si no cuidamos la preparación física ni la nutricional difícilmente conseguiremos esa marca que ansiamos, de todas maneras hemos de recordar que lo hacemos para pasar un buen rato y que tan gratificante es llegar al final como disfrutar durante todo el recorrido.

Esta entrada fue publicada en atletismo, coaching, deporte. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.