El evento del año. La boda de Eva y Raúl


El sábado fue un día muy especial, se casaban unos de nuestros mejores amigos y, en líneas generales, fue todo muy bien, ha sido quizás la boda que se ha vivido más desde adentro y fue un día para no olvidar.

Aunque la ceremonia, con algo de retraso ;), fue al mediodía, la fiesta se alargó hasta bien entrada la noche y es que se lo merecían, lo mejor, como pasa en estos eventos es la parte de la fiesta con la música en la que, ya después de la parte más protocolaria y después ya con el estómago lleno te dejas llevar para disfrutar en buena compañía de estas celebraciones, estos son días que nunca se olvidan y a los que gusta asistir.

La verdad es que fue una fiesta muy esperada y disfrutada, nosotros recibimos un típico regalito con un significado especial, bueno, entonces tendremos que hacer caso del “recadito” recibido y ponernos manos a la obra 😉

Esta entrada fue publicada en bodas. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.