El fitness sale a la calle: los gimnasios se reinventan ante las restricciones

El fitness sale al exterior. Mientras muchas cadenas siguen apostando por el home fitness y por suspender las cuotas durante los cierres, algunas otras siguen apostando por el contacto físico y pese a las restricciones, mantienen su oferta de clases dirigidas.

La normativa actual establece que sólo las piscinas pueden abrir, con un 30% del aforo, y que no se puede realizar ninguna actividad en espacios cerrados, por lo que los clubes se han tenido que reinventar. Ante esta situación, los grandes complejos en régimen de concesión y los grandes clubes privados han sido los más beneficiados, ya que por sus dimensiones han podido esquivar la normativa impuesta por la administración y seguir ofreciendo servicios, ya sea con carpas o con clases dirigidas al aire libre en sus espacios.

Los pequeños gimnasios y los low cost han sido los más damnificados y sólo han podido mantener sesiones digitales o el running, mientras que los estudios han optado por intentar mantener algunas de sus clases en espacios públicos en grupos reducidos.

Enlace al artículo completo en Palco23.

Esta entrada fue publicada en fitness. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.