El negocio del deporte concluye 2020 con 30.569 afectados por los Erte

El sector del deporte no se deshace, ni mucho menos, de los expedientes de regulación temporal de empleo (Erte). Por el contrario, las empresas de actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento contabilizaban el pasado 31 de diciembre un total de 30.569 trabajadores afectados por una suspensión temporal de empleo o una reducción de jornada a través de un expediente, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Se trata de un dato que agrava la imagen del empleo en el sector, que cerró 2020 con la pérdida de casi 32.000 trabajadores afiliados a la Seguridad Social. El número de afectados por un Erte equivale al 15,8% del total de afiliados medios al sector en diciembre y al 18,7% del total de afiliados en el régimen general de la Seguridad Social. Dicho de otro modo: casi uno de cada cinco asalariados del sector del deporte concluyó diciembre afectado por un Erte.

La situación del sector, con estadios vacíos y restricciones para la apertura de centros deportivos y gimnasios en diferentes comunidades autónomas, lo ha convertido en el quinto con más trabajadores afectados. Según los datos del Ministerio, sólo superan al sector deportivo y recreativo el de comercio minorista (41.949 afectados), los concesionarios de coches y motocicletas (56.435 afectados), los servicios de alojamiento (111.479 afectados) y el sector de servicios de bebidas y comidas (241.390 afectados).

Enlace al artículo completo en Palco23.

Esta entrada fue publicada en Deporte y economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario