El paro deportivo arranca 2019 con una caída del 2,1%, hasta 36.400 afectados

Caída interanual pero crecimiento intermensual. Así ha sido la tendencia del desempleo deportivo, recreativo y de entretenimiento en el arranque del año. Según los datos facilitados por el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), esta industria cerró enero con 36.400 personas desempleadas, lo que supuso una caída del 2,1% respecto al mismo mes del año anterior.

La cola del paro se redujo en 606 personas en un año y afectó a 17.872 hombres, un 3,2% menos, y a 18.545 mujeres, un 1% menos que en enero de 2018. En términos intermensuales, en cambio, la cola del paro en este sector aumentó un 2,6% respecto a diciembre de 2018, en 393 personas más. En este sentido, cabe recordar que se trata de una agrupación de trabajadores muy estacional, con fuertes picos en verano debido a la impartición de campus o la propia actividad de los parques de atracciones.

En el global de la economía española, en enero el desempleo aumentó en 83.464 personas, el mayor incremento del desempleo en este mes desde 2014. La cifra total de desempleados se situó en 3.285.761 afectados, lo que se tradujo en un 2,6% más que en enero de 2018. Dentro de la serie histórica, que se inicia en 1997, el paro ha subido en todos los meses de enero. El peor enero de la serie se registró en 2009, cuando casi 200.000 personas se apuntaron a la lista de parados.

Esta entrada fue publicada en Deporte y economía, Palco 23. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.