El periodo más aciago de la historia del fitness español

Casi en vísperas de cumplirse el primer aniversario de la entrada en vigor del decreto de Estado de alarma del Gobierno central para frenar el avance de la pandemia del Covid-19, los gimnasios e instalaciones deportivas de España llevan cerca de un año adaptándose a las directrices que les dictan las administraciones. Tras el primer cierre por confinamiento casi total, los gimnasios de una comunidad han sufrido hasta tres cierres más, pero otras que llevan dos o tres cierres superan también los 130 días de persianas bajadas.

Pese a reivindicarse como un sector esencial que trabaja en la prevención, la cura y la recuperación de todo tipo de enfermedades y patologías, incluido el Covid-19, el fitness ha sido uno de los sectores más penalizados por los cierres y las restricciones políticas derivadas de la pandemia. La mayoría de estos cierres, además, no han ido acompañados de ayudas económicas compensatorias por parte de las administraciones.

Los operadores de instalaciones deportivas llevan un año realizando fuertes inversiones para reforzar las medidas de seguridad instauradas en todos los centros deportivos. El propio Ministerio de Sanidad, de hecho, corroboró que los gimnasios son sitios seguros en las publicaciones hechas por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Enlace al artículo completo en CMDSport.

Esta entrada fue publicada en fitness. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.