El reto del fútbol: que los aficionados sean clientes

Los clubes de fútbol cuentan con una ingente cantidad de aficionados, pero la gran mayoría de ellos nunca llegan a convertirse en clientes. Monetizar el sentimiento hacia el equipo es uno de los desafíos del fútbol actual. Además de las vías tradicionales de ingresos, el futuro pasa porque los estadios sean puntos de encuentro durante toda la semana, que se conviertan en seres vivos que interactúen con el aficionado y ofrezcan opciones personalizadas.

Paranoid Fan se ofrece como intermediario entre los estadios y el aficionado para mejorar su experiencia como cliente por medio de mapas dinámicos. «Somos una aplicación de navegación social para eventos en vivo. Mostramos a los aficionados la ubicación exacta de puntos de interés: venta de entradas, estacionamiento, puntos oficiales, aseos, bebida y gracias a nuestras cámaras ofrecemos imágenes en tiempo real de las filas de espera para que elijan la mejor opción», explica Kim Martínez, directora de desarrollo de negocio de la firma en el marco del World Football Summit.

La start up tiene su sede en Dallas (Texas), consiguió este año tres millones de dólares de inversión de la mano de AB InBev y ahora prepara una nueva ronda de financiación. En seis meses han pasado de 30.000 usuarios a algo más de cinco millones y ya han implementan su tecnología en EEUU de la mano de los Washington Redskins y los Jacksonville Jaguars de la NFL, mientras que en fútbol trabajan con el América de México, el Corintians brasileño y negocian con los uruguayos Liverpool FC, Boston River y Peñarol.

Esta entrada fue publicada en expansión, futbol. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.