El running sale en estampida

El running sigue siendo una de las disciplinas más practicadas en nuestro país. El fácil acceso a esta actividad, la posibilidad de adaptarla a las condiciones físicas y a las inquietudes de cada cual y el establecimiento de nuevos desafíos personales la convierten en una categoría de éxito. «Es un mercado maduro, asentado y con consumidores con criterios de compra claros. Esto hace que sea muy exigente y obligue a las marcas a invertir en nuevos materiales, tecnologías… Es un mercado estable desde hace varios años, con tendencia positiva y así se ha mantenido en 2020 a pesar del bajón de marzo y del alza de consumidores desde entonces», manifiesta Beatriz Sánchez, desde el departamento de Marketing de Joma.

Por su parte, Esther Noguera, directora de Marketing de Polar Ibérica, recuerda que «el running es un deporte muy arraigado en España y cada vez son más los deportistas que optan por esta disciplina para mantenerse en forma. Incluso muchos lo han integrado en sus vidas como una herramienta fundamental de desconexión, motivación y superación personal para alcanzar sus objetivos. En 2020 se observó un notable incremento de practicantes pese a las restricciones impuestas por el Covid-19, pues al ser un deporte individual, permitía el distanciamiento social al aire libre. Para Polar, el running supone el 57% de nuestro negocio, en el que incluimos también el trail running (outdoor), un sector que el año pasado experimentó un gran crecimiento entre nuestros consumidores. Sin duda, es un mercado al alza con un gran potencial de desarrollo por el que seguiremos apostando».

Enlace al artículo completo en Diffusion Sport.

Esta entrada fue publicada en running. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.