El turismo deportivo en España rebasa los 1.400 millones de euros en 2018

Viajar a España para esquiar o jugar a golf en lugar de para fotografiar la Alhambra o el Park Güell. Aterrizar en Madrid para asistir a la final de la Champions League en el Wanda Metropolitano o hacerlo en Valencia para participar en su Maratón. Estas actividades definen una corriente turística, la deportiva, que si bien sólo representa el 1,1% del gasto total de los turistas extranjeros y residentes, se ha convertido en una alternativa para desestacionalizar la llegada de viajeros y deslocalizar el destino. En total, esta actividad generó un gasto de 1.414,89 millones de euros en 2018, un 12,6% más que año anterior, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) a las que ha accedido Palco23.

Durante el año pasado un total de 4,93 millones de personas viajaron por España por motivos deportivos, que incluyen la práctica de actividad física y el desplazamiento a una ciudad para asistir como espectador a un evento. Fueron un 6,4% más de turistas deportivos respecto al año anterior y, como resultado, el número de pernoctaciones se elevó un 8,7%.

El mayor impacto lo dejaron los turistas extranjeros, que viajaron durante más días por España y gastaron más: 160 euros diarios por viajero exterior, por 80,2 euros en el caso de los residentes; seis días de estancia media, por dos días y medio entre los turistas locales. De ahí que, aunque el viajero internacional sólo representa un 28,5% del número de personas que viajan por España por motivos deportivos, genere el 67% del gasto turístico deportivo en España.

Enlace al artículo completo en Palco23.

Esta entrada fue publicada en deporte, Deporte y economía, turismo. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.