El turismo pierde fuelle como fuente de ingresos del comercio deportivo

Comercios de deporte situados en municipios turísticos señalan una bajada de las ventas este verano que achacan a motivos muy diversos: desde el Brexit al retorno del turismo a los países árabes, el fuerte calor o la pérdida de poder adquisitivo.

En líneas generales, no ha sido un buen verano para las tiendas de deporte ubicadas en destinos turísticos. Los detallistas señalan una bajada de las ventas en comparación con la campaña estival del año pasado y sostienen que el gasto de los visitantes, tanto nacionales como extranjeros, en material deportivo ha sido inferior. Las razones esgrimidas son muy diversas y van desde la incertidumbre global a la economía familiar y, por supuesto, el Brexit.

Desde la tienda Intersport Prada, en Figueres (Girona), ratifican este descenso. Su propietaria, Gemma Prada, precisa que la caída de las ventas se situó en un 4% en el mes de julio y un 6% en agosto. La minorista percibe que ha habido un ‘bajón’ de turistas en la zona, y no sólo de turistas ingleses “sino en general”. No obstante, incide en que Figueres no está situado en la costa y, aunque es una ciudad turística y que atrae al visitante con reclamos como el Museo Dalí, dice que las altas temperaturas de este verano han hecho que el cliente prefiriera no moverse mucho y quedarse cerca de la playa.

Enlace al artículo completo en CMDSPORT.

Esta entrada fue publicada en comercio electrónico, turismo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario