Factores que favorecen nuestra desmotivación

Es evidente que es imposible estar constantemente motivado para llevar a cabo tus proyectos, ya sean personales o profesionales, todos pasamos por épocas más bajas de confianza o motivación pero de nosotros dependen que sean más largas o cortas y más profundas o leves, algunos de los factores que influyen podrían ser:

– Autoestima baja: poca confianza en las competencias individuales de cada uno de nosotros, tener pocas confianzas en nuestras posibilidades para conseguir aquello que nos hemos propuesto, por el motivo que sea.

– Asociaciones negativas: estar constantemente realizando asociaciones negativas de todo lo que vemos o de todo lo que nos pasa, no sacamos nada constructivo de pensar siempre en negativo, hemos de intentar pensar siempre en positivo.

– Temor o ansiedad ante nuevos retos: frecuentemente nos encontramos paralizados ante el temor de nuevos retos en nuestra vida, hasta cierto punto esto es normal y recomendable pero cuando sobrepasan un límite en vez de favorecernos nos paralizan y eso no puede ocurrir.

– Culpar a otros: ya sean personas o las circunstancias que rodean a una cierta situación, sentimientos de celos, ira, engaño, … nos hacen sentir víctimas y las víctimas no tienen poder sobre sus vidas por lo que hemos de dejar de culpar a otros.

Si podemos controlar y gestionar estos factores que inciden directamente en nuestra desmotivación, estos periodos o fases en nuestras vidas serán menores y con menos intensidad, además podremos aprender para en el futuro ser más fuertes ante posibles apariciones de escenarios similares.

Esta entrada fue publicada en desmotivación. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.