Golden State Warriors, el triunfo de una buena gestión

Eran los grandes favoritos, el rival a batir. Muchos afirmaban que si no se llevaban estas Finales, toda su temporada sería un fracaso, pero la realidad es que los Golden State Warriors han cumplido con la misión que tenían asignada a principio de curso: devolver el anillo a la Bahía de San Francisco. Con una superioridad sobre sus rivales digna de los mejores equipos de la historia, la formación comandada por Kevin Durant y Stephen Curry ha cerrado un ejercicio para el recuerdo y que no es ni más ni menos que el reflejo de la excelente gestión de la que ha sido objeto.

Porque en la pista los jugadores de Steve Kerrs han sabido coordinarse y trabajar unidos para superar a los Cleveland Cavaliers, pero para llegar hasta ese punto antes fue necesario un trabajo desde los despachos que permitiera reunir a tantas estrellas del baloncesto en el mismo vestuario y a la vez conseguir ganancias récord en la historia de la organización.

Esa obra tiene la firma de Joe Lacob, quien en 2010 compró el equipo por 450 millones de dólares junto a un grupo de inversores entre los que figuraba su socio y actual copropietario de la formación, Peter Guber.

Enlace al artículo completo en Expansión.

Esta entrada fue publicada en expansión, nba. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.