Grandvalira: inversión de 7 millones y precios dinámicos para acercarse a niveles pre-Covid

Grandvalira encara la remontada. La estación andorrana, que tuvo una caída de la facturación del 91% a causa de las restricciones por la pandemia en la temporada 2020-2021 y cerró en números rojos, ha invertido cerca de siete millones de euros para la temporada 2021-2022. La sociedad espera alcanzar las cifras pre-Covid en 2022-2023. En la última temporada de verano, la estación consiguió un 5% de lo que se ingresa en la temporada de esquí.

El nuevo edificio que acogerá el emblemático après-ski L’Abarset y mejoras en pistas, accesos y estaciones de innivación han sido las principales inversiones para la temporada que empezará el 3 de diciembre, en la que la estación tiene como objetivo acercarse a los niveles de negocio de antes de la pandemia.

Además de la nueva instalación, que tendrá un restaurante y una discoteca, la estación de Andorra se convertirá en la primera estación del Pirineo en comercializar su forfait con un precio dinámico. “Adoptamos la estrategia tal como hacen los hoteles o las aerolíneas; ya se hace en los Alpes y ahora, en los Pirineos, marcaremos el camino al resto de competidores”, explica Juan Ramón Moreno, director de la estación, a Palco23. El precio del forfait se determinará por dos variables: la anticipación a la compra y la demanda del momento.

Enlace al artículo completo en Palco23.

Esta entrada fue publicada en esqui, Grandvalira. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.