‘Home fitness’ vs ‘back to normal’: el entreno en casa se desinfla tras año y medio de Covid-19

El boom del entrenamiento online ha sido una realidad acentuada por la pandemia, pero la fiebre del home fitness que se experimentó durante el confinamiento ha ido cayendo con el paso de los meses. La vuelta a una normalidad que aún está por definir recuerda cada vez más a la antigua, en la que los clientes acudían al gimnasio a entrenar; ahora, algunas cadenas de gimnasios que invirtieron a contrarreloj en sus plataformas de entrenamiento online en 2020 admiten que la tasa de uso ha caído en picado. Tras el boom, ¿se empieza a desinflar la burbuja?

Las cifras de grandes players internacionales, como Peloton, iFit o Beachbody, así lo apuntan.  En Peloton, el número de workouts mensuales por usuario lleva dos trimestres consecutivos cayendo: alcanzó máximos entre enero y marzo de 202, tras la campaña de Navidad, con 26 usos al mes, y desde entonces ha caído un 36%, hasta 16 sesiones mensuales entre julio y septiembre. En ese periodo, el número total de streams ha caído un 19,3%, hasta 120,5 millones de entrenamientos, pese a que desde marzo de 2021 ha ganado 410.000 suscriptores. Es decir: tiene más clientes que nunca (2,4 millones), pero realizan menos sesiones.

Su rival iFIT, que este año ha adquirido la conocida app de entrenamiento Sweat y ahora está preparando su salida a Bolsa, cuenta con 1,1 millones de usuarios. Desde el estallido de la pandemia había aumentado su base de suscriptores un 28% de media cada trimestre, pero la mejoría en el último periodo sólo fue del 4,2%. The Beachbody Company, también especializada en entrenamiento online, suma dos trimestres seguidos de caídas en el número de streams, que alcanzó máximos entre abril y julio de 2020, y desde entonces ha retrocedido un 34,7%: 20 millones de sesiones se han quedado por el camino.

Enlace al artículo completo en 2Playbook.

Esta entrada fue publicada en fitness. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.