Instalaciones deportivas inteligentes, más allá del terreno de juego

Las instalaciones o estadios de las franquicias deportivas han dejado de ser simples instalaciones deportivas, con su terreno de juego y vestuarios, en los que se juegan un partido cada quince días y, están pasando a ser grandes centros tecnológicos en los que se practica deporte y se genera negocio todos los días de la semana.

Robert Simmons, profesor de Economía de la Universidad de Lancaster (Reino Unido) y Kirk Wakefield, Director Ejecutivo de Patrocinio y Ventas de Deporte de la Universidad de Baylor (EEUU), dos académicos de prestigio debatían en la V edición de los “Diálogos Ernest Lluch de economía y deporte” acerca de los retos para el máximo rendimiento económico de la gestión del estadio. Robert Simmons destacaba la diferencia entre los nuevos estadios europeos y los americanos, “en Europa se pone menos énfasis en el diseño del estadio en sí, en general, un nuevo estadio en Europa es una especie de sistema funcional”. Kirk Wakefield destacó los aspectos específicos de una experiencia en el estadio influyen en los aficionados para pasar más tiempo en las instalaciones, “cuando estás más tiempo y mejoras la experiencia sueles gastar durante los partidos, este aspecto está mucho más presente en los EEUU que en Europa” destacó durante su intervención.

Los principales clubs de fútbol europeos y, sobretodo, las grandes franquicias deportivas americanas ya tienen o, en su defecto, están planificando sus estadios del futuro, conscientes de la importancia que tendrán para su modelo de negocio en el futuro. La sostenibilidad económica, la eficiencia energética, la conexión 5G o la utilización y explotación de la gran cantidad de datos obtenidos de los aficionados son algunas de las características que ha de tener toda instalación deportiva del futuro.

Enlace al artículo completo en el blog del Máster en Gestión del Deporte de la UPF – BSM

Esta entrada fue publicada en deporte, tecnología. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.