Kosmos negocia un cambio de formato de la Copa Davis para reactivar su negocio y la asistencia

Una Copa Davis con más público. Ese es el anhelo de Kosmos Tennis, gestora de la Copa Davis desde 2019, que en el último año ha estado trabajando por mejorar lo que falló en la última edición disputada en Madrid. La pandemia ha obligado a cancelar la cita, pero ha dado un año de margen a la organización para pulir un formato que podría volver a cambiar tras la revolución propuesta por Gerard Piqué en 2018. “Estamos trabajando en un cambio de formato para llevar la competición a diez días y conseguir que sólo se juegue por la tarde y tener dos fines de semana”, aseguran fuentes próximas al proyecto.

Tras este debate está el deseo de la gestora de aumentar el público, después de que la edición de 2019 reuniera a 133.000 asistentes, pero dejara la sensación de vacío en muy buena parte de los partidos, especialmente si no jugaba España. “Nuestra previsión era tener más público”, admiten en el entorno de la compañía, con sede en Barcelona. Estos cambios se concretarán si la Federación Internacional de Tenis (ITF) apoya la propuesta.

“Estamos trabajando con la ITF cómo mejorar cuestiones como conseguir que tengamos más asistentes mejorar el impacto económico y tantear un cambio de formato; tenemos 24 años por delante”, se limitó a comentar ayer Javier Alonso, director ejecutivo de Kosmos y que ha liderado la división de tenis hasta este año, en el foro La Industria del Entretenimiento como Motor Económico.

Enlace al artículo completo en 2Playbook.

Esta entrada fue publicada en tenis. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario