La importancia de fluir en nuestro día a día

Mucha de la gente que conocemos y, hasta nosotros mismos, tenemos algunos días en los que vemos que se nos acumula la faena, que hay más dificultades de las previstas en algún proyecto en concreto, que hay urgencias que solucionar, …, esta situación puede que nos pase, pero ha de ser temporal, no puede ser nuestra rutina del día a día, lo que hemos de hacer es “fluir” con lo que estamos haciendo.

Entendemos “fluir” cuando realizamos las cosas de una manera natural, cuando no te das cuenta de que pasa el tiempo, que disfrutas con lo que haces, le das importancia a lo que haces y con quien lo haces, cuando tenemos esa sensación de que te pasa el tiempo sin darte cuenta, es cuando estás fluyendo, cuando realmente estás disfrutando de lo que haces o de la compañía en la que te encuentras. Hemos de procurar siempre estar en este estado porque de esta manera seremos mucho más eficaces en nuestro día a día, además lo haremos de una forma sana y disfrutando que es lo ideal.

Lamentablemente los tiempos actuales en los que nos encontramos la verdad es que no invitan mucho a que fluyamos en nuestro día a día, de todas maneras tampoco lo hemos de poner como excusa porque en gran medida depende de nosotros mismos por lo que a partir de ahora, ya sabéis, hay que intentar fluir para disfrutar y ser mucho más eficaces ;).

Esta entrada fue publicada en Fluir. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.