La inversión pública en deporte en España retrocede un 10% en la última década

España es una de las principales potencias deportivas de Europa, pero esa realidad no se ve traducida en el ránking de inversión pública en deporte. En 2017, las administraciones públicas invirtieron 4.316 millones de euros en deporte y actividades recreativas, un importe un 10,1% inferior al de una década atrás, según los datos de Eurostat. Eso sí, el gasto público deportivo se ha recuperado un 12% desde 2012, el año en que la crisis económica y las medidas de austeridad situaron esta inversión en mínimos, con sólo 3.857 millones de euros.

En otras palabras, hasta 2017 se ha recuperado parte de la inversión pública perdida en España durante la recesión, pero sigue lejos de la cifra alcanzada en 2010, cuando invirtió un récord de 5.727 millones de euros, un 24,6% más que en 2017, según los datos de la Oficina Europea de Estadística. Si en 2010 España destinaba a deporte y recreación un 1,2% de su presupuesto total, ahora ese dato es del 0,9% y, aun así, está por encima del promedio de los 28, con un 0,7%.

En términos globales, España es el cuarto país de Unión Europea que destina más recursos, pero es una cifra que engaña, pues también es el cuarto territorio más poblado. Es más, en el promedio de inversión por habitante sale perdiendo: está por debajo de la media de la Unión Europea (UE), con 92,7 euros, ocupa la duodécima posición del ránking, y le superan otras potencias como Francia, con 183 euros por habitante y Alemania, que roza la media de la Unión con 99,4 euros.

Enlace al artículo completo en Palco23.

Esta entrada fue publicada en deporte, Deporte y economía. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.