La mente de los deportistas de élite

¿Qué tienen en común deportistas como Nadal, Alonso, Messi o Kobe Bryant por ejemplo? Seguramente más de una coincidencia, todos ellos son deportistas de élite, números uno en sus respectivos deportes, tienen una forma física increíble, son multimillonarios, … pero además de todo esto también han de tener un entreno y un control de su mente excepcional para poder soportar una presión tan grande a la que están continuamente sometidos. Si analizamos este último factor, no solamente de esos deportistas sino de cualquier deportista de élite todos ellos cumplen unas ciertas características que veremos a lo largo de este artículo.

Para que un deportista sea número uno del tenis, como por ejemplo Nadal, Djokovic o Federer, o ser de los mejores futbolistas, como Messi, Neymar o Cristiano, por citar sólo algunos deportistas números unos mundiales en sus respectivos deportes han de entrenarse continuamente, y no nos referimos solamente a la faceta física sino también a la mental, se fijan unos objetivos o metas que han de conseguir, no sólo el objetivo final de la temporada como puede ser un título o un campeonato sino también objetivos a corto plazo que les ayudaran a conseguir ese gran objetivo final de la temporada y que les ayuda a estar constantemente centrados y a planificar la temporada deportiva en función de esos objetivos.

La autoconfianza es otra de las características que tienen todos ellos, son deportistas que confían más que nadie en sus propias posibilidades y si ven o creen que no pueden conseguir ese objetivo planteado son los primeros, o debería ser así, en no crearse falsas expectativas de éxito o en preguntarse a sí mismos en que han de mejorar para poder conseguir ese objetivo planteado. La autoconfianza se va logrando a través de hábitos potenciadores de sus capacidades, además con mucho trabajo, disciplina y consiguiendo esos pequeños objetivos que se van proponiendo a lo largo de la temporada.

Estos deportistas potencian increíblemente sus creencias positivas con lo que los hacen mucho más fuertes ante sus rivales, sus posibles errores o derrotas son oportunidades para mejorar todavía más en el futuro, como decía el gran Michael Jordan: “He fallado más de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 partidos. 26 veces han confiado en mí para tomar el tiro que ganaba el juego y lo he fallado. He fallado una y otra, y otra vez en mi vida. Pero nunca me he dado por vencido. Y es por eso que he tenido éxito en la vida”, el error es visto como una oportunidad de mejora y la persistencia en conseguir esa mejora es clave en el éxito de sus futuros triunfos.

Reconocen y aceptan las emociones a favor de sus objetivos, se centran única y exclusivamente en ello, visualizan, en las previas de las competiciones o partidos, la forma correcta y precisa con las que conseguirán esos objetivos que se han planificado, esa visualización, conjuntamente con una rutina o preparación previa a la competición, es básica y fundamental para conseguir la máxima concentración posible a la hora de competir contra sus rivales.

Estas son algunas de las características que todos los deportistas de élite han de tener a nivel mental para llegar a ser los números uno en sus respectivos deportes, ¿se os ocurre alguna más? Esperamos vuestras opiniones. En definitiva, son grandes especialistas en trabajar y potenciar continuamente el músculo más fuerte que tenemos: el cerebro.

Esta entrada fue publicada en coaching, deportistas. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.