La nieve, motor de desarrollo contra la España vacía

La premura con la que las primeras nevadas han cubierto de blanco las montañas españolas augura un buen año para las estaciones de esquí, que aspiran a que la temporada recién estrenada marque la consolidación de un sector que recupera las sensaciones previas a la crisis. Tras el balance positivo registrado la pasada campaña, en la que se sumaron más de 5,6 millones de visitantes pese al tardío comienzo por la escasez de precipitaciones, el objetivo para este ejercicio es superar la barrera de los seis millones de usuarios.

Atudem, la asociación que engloba a 35 estaciones de esquí españolas y una portuguesa, destaca las sólidas perspectivas de un sector al que han retornado más de la mitad de los dos millones de deportistas perdidos en los peores años de la recesión, por lo que se reivindica como opción de turismo invernal y dinamizador económico del entorno rural.

«Somos los principales luchadores contra la España vacía. Fijamos a la gente en el territorio, tanto con los puestos de trabajo que creamos de forma directa como por el factor multiplicador que supone los empleos indirectos en las zonas de proximidad, además de contribuir a la sostenibilidad ambiental. Las estaciones son una actividad social que genera beneficios incluso en verano», afirma Jesús Ibáñez, presidente de Atudem y director de la estación de Sierra Nevada.

Enlace al artículo completo en Expansión.

Esta entrada fue publicada en esqui. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.