Las estaciones de esquí de la Generalitat generan 223 millones en el Pirineo catalán

El esquí como principal motor económico de varias regiones catalanas. El Pirineo catalán es una de las zonas más ricas en esta actividad y la Generalitat de Cataluña es consciente de la labor pública que hace con la gestión de cinco estaciones a través de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC). En total, la actividad de sus instalaciones tiene un impacto económico de 222,9 millones de euros entre explotación, inversión y visitantes.

A esta cifra hay que sumar también el valor agregado bruto, que tiene en cuenta las rentas de producción como el trabajo y el capital, y que un informe del Centre d’Estudis UPF Sports Lab encargado por FGC valora en 121,25 millones de euros. Entre todas las estaciones, FGC genera 2.194 puestos de trabajo, de los cuales 1.173 son directos, 383 empleos indirectos y 638 lugares de trabajo inducidos.

El pasado fin de semana fue uno de los mejores de la temporada, y de ahí la importancia de que el pasado viernes se desconvocaran los paros parciales que había anunciado UGT. El paro afectaba a las estaciones de Espot y Port Ainé, donde se para reclama la equiparación de salarios respecto a los trabajadores de la parte ferroviaria. En algunos casos, las anulaciones por la incertidumbre alcanzaron al 80% de las reservas, según la Federación de Hostelería de Lleida.

Enlace al artículo completo en Palco23.

Esta entrada fue publicada en esqui. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.