Lo que hay que tener en cuenta en un Plan B


No siempre las cosas salen bien a la primera o a lo mejor nos surge un imprevisto con el que no contábamos y que nos puede hacer perder una venta, para que esto no suceda y para ser realmente eficientes siempre en nuestro trabajo hemos de tener un Plan B para todas, o casi todas, las situaciones que nos podamos encontrar.

En el Plan B se trata de ser concisos e ir directamente al grano, debe servir para solucionar imprevistos y ha de establecer una serie de prioridades a la hora de ejecutar las tareas. Se puede realizar en base a la experiencia obtenida en situaciones similares o añadiendo complicaciones a situaciones que ya manejamos con soltura, además lo ideal es que lo conozcan las personas de la organización o, en su defecto, que esté documentado y al alcance de todos, tener planificado situaciones adversas o en las que no estamos acostumbrados a trabajar nos hará ser mucho más eficaces.

Hemos de prever que pasará si el cliente nos dice que no, si nos pone una serie de objeciones, si en una llamada nos preguntan algo que no teníamos en el guión, …, en estas situaciones un Plan B es ideal para sacarnos airosos de estas dificultades, todo lo que podamos planificar lo hemos de hacer, ahí está un de las claves del éxito.

Esta entrada fue publicada en plan B. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.