Los gigantes del fitness ante el Covid-19: pérdidas de 39 millones hasta marzo

La pandemia ha marcado el botón de pausa de la mayoría de las industrias, incluida la de los gimnasios; pero pese a la interrupción de su negocio a mediados de marzo el sector ha sobrevivido a quince días de parón. Las seis principales empresas de fitness del mundo que cotizan en bolsa cerraron el primer trimestre con un alza del 3,4% en sus ingresos, que se elevaron hasta 587,8 millones de euros. Eso sí, los resultados económicos muestran una cara b: las seis compañías pasaron de un resultado neto conjunto positivo en primer trimestre de 2019 a unas pérdidas de 39,7 millones en el trimestre del Covid-19. ¿Cómo ha afectado el Covid-19 al negocio de los gimnasios y los fabricantes de máquinas de fitness?

Las pérdidas de Pure Gym se han disparado hasta 39,7 millones de euros, siete veces más que durante el primer trimestre de 2019, pero la compañía justifica los números rojos por la adquisición de la danesa Fitness World, que le ha permitido doblar su tamaño y convertirse en uno de los principales operadores de Europa con más de 480 centros. Como resultado de la operación corporativa, la empresa elevó sus ventas un 57%, hasta 107,8 millones de euros. Fue la que más incrementó su negocio, seguida de Basic-Fit.

La cadena holandesa no ofrece información sobre su resultado neto, pero su facturación se elevó un 15%, hasta 137,5 millones de euros. ¿El motivo? La apertura de 44 centros entre enero y marzo, que supuso un alza del 18% en su volumen de clientes, hasta 2,3 millones de personas. Así se entiende que, pese al cierre de 800 clubes a mitad de marzo por el Covid-19, la facturación no haya caído. Después de cerca de tres meses con los centros cerrados, se espera que el Covid-19 afecte especialmente a su negocio en el segundo trimestre.

Enlace al artículo completo en Palco23.

Esta entrada fue publicada en coronavirus, fitness. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario