Los peligros de rebajar el precio de las propuestas

Estamos pasando por una época donde muchas empresas tienen dificultades para pagar a sus proveedores por falta de liquidez, una escasez provocada en cierta medida también por una disminución de las ventas lo que implica menos ingresos, es un pez que se muerde la cola. Ante esta perspectiva y ya sea para aumentar el volumen de ventas o por las dificultades en los pagos, muchos profesionales optan por la rebaja el precio de sus servicios para mejorar sus cifras.

Es una peligrosa estrategia ya que una vez que se rebajan los precios es muy difícil, por no decir casi imposible, que se puedan volver a subir en el futuro, sobretodo porque los clientes ven con buenos ojos la primera medida pero no tanto la segunda y existiendo la gran competitividad actual sería más negativo que positivo. Posiblemente podamos conseguir algún cliente más, pero esa bajada de tarifas sería “pan para hoy y hambre para mañana”.

Además también estamos “devaluando” la calidad de nuestro servicio porque aunque nuestra calidad sea la misma, la percepción por parte del cliente ante cualquier problema que pueda surgir puede ser diferente. Hemos de aplicar un precio justo y razonable por nuestros servicio y aplicar otras técnicas que no sea la rebaja del precio que seguro que nos darán muchos mejores resultados en el largo plazo.

Esta entrada fue publicada en presentaciones. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.