Maneras de cómo NO atender a un cliente


Uno de los servicios clave de toda empresa es la -buena- atención al cliente, pero sabemos que a veces no es así, gran error de la empresa en cuestión. Todos estamos acostumbrados al trato recibido por las teleoperadoras de las grandes compañías de telecomunicación, pero no son las únicas, algunos de las maneras de cómo no se debe atender a un cliente serían:

No responder mails de contacto: en todas las webs existe, o tendría que ser así, un mail de contacto o formulario para dudas o preguntas y nunca se deben dejar de contestar los mails de los usuarios, no hay nada que de peor imagen que enviar un mail y que no sea respondido en un plazo de tiempo razonable.
Operadores “comerciales”: no hay nada peor que llamar para quejarse sobre un servicio o producto adquirido y que en vez de atender tus reclamaciones intenten “venderte” algún otro servicio similar del cual te estás quejando, si sirve como solución temporal y gratuita pero nunca para contratar nuevas soluciones.
No salirse del guión establecido: siempre ha de existir un guión o un protocolo a seguir a la hora de resolver una duda o un problema, lo que pasa es que a veces es tan evidente que no se salen de él porque no saben “ir más allá” de lo correctamente estimulado y eso resulta muy frustrante porque no te pueden resolver esa duda que tienes.
No ser empático: no tener una “conexión” con la otra “persona” que te encuentras al otro lado de la línea telefónica o que responde mails sin ser nada empático con el cliente, reduciendo su comunicación a la duda o cuestión planteada en todo momento y sin dar ninguna muestra de confianza hacia los usuarios.

Estos son algunos de los errores que se comenten a la hora de atender a un cliente, no son los únicos, pero este aspecto tan básico e importante de cualquier negocio es muy descuidado por muchas empresas, todos (por desgracia) nos hemos encontrado en esta situación y la verdad es que no es nada agradable y tu percepción sobre la imagen de esa empresa baja muchos enteros de golpe.

Esta entrada fue publicada en clientes. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.