Mapas mentales, una buena técnica para organizar la información (I)

A la hora de estructurar una conferencia, tomar notas, …, lo realizamos de una forma lineal, de arriba abajo listando lo más destacado, es la forma de trabajar que nos han enseñado, pero hay otra técnica, los mapas mentales, que nos aporta muchas más posibilidades, se trata de organizar la información de una forma lateral, no lineal.

El tema central del que queremos hablar lo ponemos en el centro de la hoja, será de donde saldrán todas las ramificaciones, al poder ser con colores diferentes para que sean más visibles y empezamos a ramificar los temas importantes (de más a menos importante) que tienen que ver con la temática del mapa y de ahí ramificando diferentes temas que tengan que ver con el anterior, poco a poco iremos construyendo un mapa que nos aportará muchas más ideas que una estructura lineal y que estarán conectadas entre sí, la utilización de colores o dibujos además de incrementar nuestra creatividad nos facilitará memorizar los contenidos de la presentación.

Al realizar un mapa mental estamos trabajando el pensamiento irradiante, que es la forma natural de funcionar nuestro cerebro, ya que podemos procesar diferentes informaciones de forma simultánea gracias a la estructura lateral y sus ramificaciones con temáticas diferentes. Sin duda que los iremos aplicando en el día a día.

Esta entrada fue publicada en formación, mapas mentales. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.