Mizuno gana 46,3 millones y factura 948 millones en los nueve primeros meses de 2021

Mizuno sigue sacando pecho tras el impacto de la Covid-19. El fabricante japonés de artículos deportivos ha cerrado los tres primeros trimestres de su ejercicio fiscal (de abril a marzo) con una facturación de 124.900 millones de yenes (949 millones de euros), un 17% más que en el mismo periodo de 2020.

Por otro lado, su beneficio neto se situó en 6.100 millones de yenes (46,3 millones de euros), que contrasta con los 1.900 millones de yenes (14,4 millones de euros) que ganó en el mismo periodo del año anterior, un ejercicio marcado por la pandemia. El beneficio se más que triplicó en los últimos nueve meses.

El mercado japonés sigue liderando las ventas que ya suponen 79.500 millones de yenes (603 millones de euros) de la facturación de Mizuno. En este mercado mejoró sus ventas un 9,5% interanual. Le siguió América, que generó ingresos por valor de 18.500 millones de yenes (140 millones de euros), un 35% más; Europa, donde se facturaron 14.100 millones de yenes (107 millones de euros), un 39,6% más, y Asia Oceanía, donde vendió equipamiento por 12.600 millones de yenes (95 millones de euros), un 22,3% más.

Enlace al artículo completo en 2Playbook.

Esta entrada fue publicada en comercio electrónico, Mizuno, running. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.